miércoles, 25 de mayo de 2011

Luis XIV


Luis XIV de Francia, llamado El Rey Sol o Luis el Grande fue rey de Francia y de Navarra desde el 14 de mayo hasta su muerte, con casi 77 años de edad y más de 72 de reinado. También fue copríncipe de Andorra (1643-1715) y conde rival de Barcelona durante la Sublevación Catalana (1643-52) con el nombre de Luis II.
Luis XIV fue el primogénito y sucesor de Luis XIII y de Ana de Austria (1601-1666). Su nacimiento en el año 1638 fue recibido como un don divino por sus padres que no habían conseguido engendrar un heredero en 23 años. Luis XIV provenía de un ambiente multicultural ya que sus abuelos paternos, Enrique IV de Francia y María de Médicis, eran navarro e italiana respectivamente y sus abuelos maternos, Felipe III de España y Margarita de Austria, eran Habsburgos, él español y ella austriaca.
Luis XIV incrementó el poder y la influencia francesa en Europa combatiendo en tres grandes guerras: la "Guerra de Holanda" , "Guerra de los Nueve Años" y la "Guerra de Sucesión Española".
Bajo su mandato, Francia no sólo consiguió el poder político y militar, sino también el dominio cultural con personajes como Molière, Jean Racine, Nicolas Boileau-Despréaux, Jean de La Fontaine, Jean-Baptiste Lully, Hyacinthe Rigaud, Charles Le Brun y André Le Nôtre. Estos logros culturales contribuyeron al prestigio de Francia, su pueblo, su lengua y su rey.
Luis XIV, uno de los más destacados reyes de la historia francesa, consiguió crear un régimen absolutista y centralizado, hasta el punto que su reinado es considerado el prototipo de la Monarquía absoluta en Europa.
En mayo de 1682 la corte se traslada a Versalles. Símbolo del estado absoluto, el palacio fue construido entre 1624 y 1708 por el arquitecto Mansart y decorado por Lebrun.
El mismo palacio está construido para simbolizar la majestad y grandeza del monarca; así, su dormitorio, ocupa un lugar central en el eje este-oeste, siendo a la vez lugar de culto y emanación de poder. Pero la mejor propaganda del monarca la hace él mismo: su vida diaria se desarrolla siguiendo la ruta solar, de este a oeste, y cada acto está programado hasta la saciedad, incluso en sus más íntimos detalles.
Desde el punto de vista artístico, el gobierno de Luis XIV es la época del proteccionismo estatal, del mecenazgo desde el poder y no individual, como había sido en el renacimiento. Así se funda en 1635 la Academia francesa para el fomento del arte y las ciencias. En el clasicismo francés sobresalen los pintores Poussin, Lorrain y el retratista oficial de la corte Rigaud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario